Sincronizaciones planetarias

 Sincronizaciones a imitar

El Dalai Lama se despierta a las 3:30am, para pasar las primeras 4 horas del día meditando sobre la raíz de la compasión y qué puede hacer por su pueblo, proyectando un día de paz, buen humor y de abrir su corazón.

Los Shuar

Curiosamente al otro lado del globo pero en un paralelo cercano los Shuar, una tribu del Amazonas, se levantan a esa hora después de haber tenido dos o tres sueños que analizan para plantear su día en post de la comunidad. Su Tsinki o chamán medita a través de los sueños más relevantes de la aldea cómo mejorar la vida de su tribu, cuidar el río , los cultivos y la selva. Este pueblo fue el único que no conquistaron los Incas ni los españoles, ahora la tala de árboles y la intoxicación de la nueva cultura está consiguiendo derrotarlo.

Los Senoi


Más cerca de los Lamas, pero a miles de km , en Malasia los Senoi, la tribu de los sueños desarrolla el mismo hábito que los Shuar, planifican su vida a través del sueño , para ello se despiertan a esa hora clave 330; de cazadores han pasado a ser comerciantes de sus magníficas creaciones artísticas y ahora tras ser un pueblo que lleva más de 600 años en paz, comienza a ser investigado por psicólogos , científicos y algunos curiosos, sus máscaras sanadoras son muy codiciadas, cómo es que consiguen mantener la armonía de esa forma tan especial?

Soñadores


En todo el planeta y aquí mismo muchos compañeros con los que compartimos sueños nos despertamos a esa hora las 3:33, coincidencia o causalidad, la hora en que se abren los portales entre mundos, hora de anotar los vaticinios. Minutos antes todos conectamos en esa internet llena de nubes universales que comenzaron en el principio de los tiempos y no como la usual y reconocida que allá por los 80 planeó el ejército americano y que tras evolucionar en una magnífica herramienta hoy es un ataque mental y programación continua.

Peligros y medidas a tomar

Viene en breve el 5G para intoxicarnos el cuerpo astral, desconectarnos del espíritu y poner una tela nueva en la maya irreal que nos separa de la inmortal conexión a Dios. Recuperemos esta conexión 9G y seamos uno con el diez, si te levantas a esa hora derrama un pensamiento positivo por el planeta, un gracias por la vida, por el Sol, un gracias por el amor, pon tu hilo de esperanza en el portal del sueño por un mundo mejor más conectado por fibras invisibles de fractales que podemos sentir, percibir , quizás no las veas pero si respiras profundo sabes con certeza que están ahí saliendo de tu corazón.