Rito para el Solsticio de invierno

Carga de energía

Cargarnos de energía, de presencia y de dicha es una gran forma de disfrutar del solsticio. Llega la noche más larga y el día más corto del año. El 21 de diciembre de 2018, según el Calendario Gregoriano. Además el solsticio este año llega con la luna a un día de su plenitud y con una alineación planetaria.

Muchas culturas lo acogen según sus creencias y tradiciones con similitudes y diferencias. Os invitamos a realizar esta ceremonia conjuntando los nexos de unión de muchas de ellas.

Empezaremos por preparar un altar, o usar el árbol de navidad si lo tenemos orientado al norte. Para este ritual es conveniente orientarse, conocer las direcciones. Sino lo tenemos claro, baja una app. Podemos realizar la práctica sentados o de pie, incluso si la persona lo necesita acostados. Solos, en pareja o grupo. Si es en grupo, alinearse formando alguna figura geométrica. Usar un mantel, tela o alfombra para delimitar el espacio viene de maravilla. También podemos colocar nuestros minerales, piedras, cuarzos, formando un círculo en el centro o alrededor, como sintáis.

Encender una vela, tener una pizca de tierra y un vaso o cuenco con agua. Depositarlos en el centro o en el altar.

El proceso

Entrada la noche, tomarnos un momento de calma,  de sentir la respiración , de mirar a los ojos. De silencio y ser conscientes del aquí y el ahora. Para luego comenzar, con ese estado de quietud ,a usar el corazón y la palabra. Dejar que las palabras fluyan desde el sentir.

Comenzamos saludando al Corazón del Universo, al Sol central, al Gran Espíritu, mirando hacia arriba en todas las direcciones.  Saludamos al corazón de la  Madre Tierra mirando hacia abajo en todas las direcciones. Pachamama, Tonantzín, Ashera según las distintas culturas. O según tu creencia lo que estimes oportuno y mirando a donde sientas. Saludando a nuestro propio corazón que nos guía. Saludando el corazón de nuestros ancestros ya que sin ellos no estábamos aquí. Saludando el corazón de los que nos guían y ayudan, allá donde estén. Sintamos según nuestra creencias a guías, ángeles o a los Chaska Cuna. Todo esa información está dentro, dejemos que salga de las entrañas de nuestro ser.

Los abuelos

Invitamos a los guardianes de las 4 direcciones, al Este al abuelo fuego, el lugar por donde llega el sol de la mañana, el calor que nos alimenta y nutre.

Señalando y respirando al sur, saludamos al abuelo aire, el que entrega las semillas, limpia y esparce, nos llena de vida a través de la respiración que nos comunica con él.

Al oeste a la abuela agua, la que lleva la vida, los códices, la que nos refresca y nos sana.

Al norte a la Halpa Mama, a la tierra materia, orgánica, la que nos permite pisar, sembrar, recoger los frutos y que contemplamos con amor.

Agradecemos la presencia de todos esos seres de amor y procedemos a meditar llenando nuestros cuerpos de energía.

Meditación

Realizamos 13 respiraciones profundas reteniendo el aire en el estómago y expirando despacio. Sintiendo como en cada una de ellas , nuestros cuerpos se cargan de fuerza. Las 5 primeras para nuestro cuerpo físico. Por partes de abajo arriba. Visualizando que nos entra luz. Las 4 siguientes para nuestro cuerpo sutil, visualizando una esfera azul. Las 4 finales para nuestro merkaba, vehículo superior, o espíritu según tu creencia envía ahí la energía y conexión. Ponle el color que te llegue. Y siente toda esa fuerza.

Pide entonces que entre el espíritu santo o el espíritu de la navidad, como siempre lo que sientas.

Siente todo el proceso, las yemas de tus dedos se recargan de energía, las plantas de los pies, tus órganos, tu corazón late con fuerza a un ritmo, escúchalo. Deja pasar las imágenes que te vengan, no te detengas en ninguna, disfruta de tu ser, de tu presencia

Proyectamos

En este momento , con toda esa energía y paz, es el momento propicio para enviar un mensaje presente. Siento que mi vida es en este momento, como yo quiero que sea, este encontrando un nuevo amor, trabajo, proyecto. Míralo como algo real y permanente. Siente cómo lo disfrutas, como fluye , como el engranaje hace que llegue ese momento perfecto. Dale una forma de energía justo enfrente tuya , a la altura del corazón, pon tu fe, tu fuerza en él. Y ahora envíalo hacia arriba al corazón del Universo, con la petición de que se refuerce esa experiencia siempre sin dañar, molestar a otros y en equilibrio con la vida.

Agradecemos

Agradecemos la experiencia, la presencia de todos los seres, de sus corazones y los despedimos con gratitud. Al Padre, a la madre, a los cuatro abuelos, a las cuatro direcciones y a nosotros mismos por permitirnos disfrutar de este instante presente.

Con este proceso nuestro hogar o negocio se purifica también, son momentos que nos unen, en el que los más pequeños entienden el significado profundo del rito. Llevan esa información más cercana que los mayores, hacerlos partícipes ya sea observando o dentro del proceso es recomendado.

Los que puedan hacerlo en la naturaleza, o un fueguito en casa ya sea la chimenea o otro utensilio, refuerza la atención plena. Gran solsticio para todos.

Otras meditaciones https://wp.me/pavJP5-34