El sueño lúcido como camino hacia la liberación

Un sueño lúcido es aquel en el que el soñador toma consciencia de lo que acontece y toma decisiones . Ahora bien hay varias opciones y niveles de sueño lúcido.

Observo y tomo decisiones

Me dejo llevar por la historia que me platea el inconsciente y tomo decisiones dentro de ella, como luchar, hablar, callar, escapar,etc. No cambio el teatro, ni la situación, ni elijo ir a otro lugar. Digamos que sigo la escena de la película

Cojo el mando

Al tomar consciencia de que sueño, cambio la situación y elijo ir a otro lugar. Me oriento hacia alguna de las seis direcciones: arriba, abajo, este,oeste, sur , norte. Y mientras lo hago el sueño cambia de personajes y de colores, soy consciente de ello. Para guiarme debo o bien tomar como referencia mi mano derecha alzada o la punta de la nariz , de lo contrario daremos vueltas sin sentido. Esto hay que practicarlo en el despierto.

 

El este es el lugar de los maestros, suele percibirse mucha geometría. El oeste provoca resolver las situaciones en la vigilia y no en el sueño. El norte nos da pista y ayuda en la vida, están nuestros ancestros, suelen ser colores verdes y azules celestes. El sur es el futuro y si fijamos la atención en él sin trucos de artista del sueño, nos despertamos. Arriba están los cielos y los soles, muchos mundos a conocer.  Abajo los nueve inframundos, conflictos personales y familiares a resolver. Suelen ser sueños emocionales, mareas, olas, precipicios, cuevas, sueños oscuros que si resolvemos con éxito nos ayudarán en vida. Si sucumbimos queda pendiente.

Elijo

Un tercer tipo de lucidez es cuando al tomar el control elijo directamente el lugar al que ir, o la persona que visitar. Este tipo de elección está en la frontera entre el sueño lúcido y el viaje astral. Si hay recorrido, vuelo, carrera a gran velocidad con la sensación de movimiento, despegue, voy a entrar en el una fase de desplazamiento astral. Mientras que si hay inmediatez en el cambio de escenario sigo en un sueño lúcido.

Técnicas más avanzadas

Ya con lucidez y en un escenario escogido puedo invocar a mis animales de poder, pedir sanaciones, información, codificaciones o incluso desprogramar algo que me limita en mi vida. Puedo con equilibrio y tiempo de trabajo ir más allá a dónde están los hilos del sueño colectivo, una red neuronal que parece una gran tela de araña y poner una petición, un mensaje que llegue al colectivo humano. Por ejemplo: no existe la culpa solo la responsabilidad.

Métodos para lograr el sueño lúcido

Para lograr dominar el sueño lúcido es necesario programarse durante la vigilia. Existen varios métodos , personalmente me funcionan los que tienen que ver con mis actividades diarias más que dedicarle un momento exclusivo a entrenarlos. 

Pruebas de realidad

Por ejemplo si conduces o tomas un transporte, cada vez que atraviesas una puerta, hazte la pregunta: ¿estoy soñando?. Es normal que en el sueño llevemos algún vehículo raro, distorsionado y esto nos dará pie a detectarlo, también atravesamos escenarios sin puertas, están unidos o continuos y es una buena pista a tener en cuenta.

Cada vez que te sientes o te levantes , mírate las manos, comprueba tus anillos. O miras tus pies. En el sueño serán diferentes, los anillos si aparecen brillarán con geometría y los pies se deforman. Mira también la punta de tu nariz, es como el timón en el sueño para tomar direcciones.

Hay muchas más: saltar, dejarse caer en la cama , mover un objeto muy pesado, tirar de la ropa como desvarando, etc.

Siembra

Quiero tener un sueño específico. Por ejemplo quiero ver a un familiar desencarnado y pedirle consejo. O traer la abundancia a mi vida.

Realizo antes de dormir una meditación breve, respiro profundamente y visualizo la situación en la que dentro del sueño me dirijo al lugar elegido norte para visitar a los ancestros o este para invocar al nahual de la abundancia, en este caso el cocodrilo. Como arquetipo sería cipactli. Esa visualización que tengo en la mente, la bajo por todo mi cuerpo dándole fuerza con mi respiración y la envio a través de mis pies a la Madre Tierra. Estaría así sembrada. Esto me va a dar más fuerza para centrarme en mi objetivo, una vez esté lúcido en el sueño. Trato de sostener la vigilia con respiraciones, ya en la cama, recordando que voy a estar lúcido en el sueño. Los grandes maestros entran despiertos al sueño, en un estado de samadhi, o se activan en cuanto entran.

En próximos post daremos más técnicas para el sueño, sanar a través del sueño y también cómo enlazar un sueño con un viaje astral.

Si quieres entrar con más fuerza al sueño, te aconsejo este post

https://caminantedelsol.es/el-sungazing-y-el-chac-mool-dos-formas-de-recuperar-energia/

 

Más allá de los sueños lúcidos

Tanto para los maestros de la antigua civilización egipcia como para los mayas, el que no recuerda sus sueños es un muerto  en vida. Un ser que es zarandeado por los azares del destino y que no ordena su vida tras la muerte. Está centrado en el devenir de la vigilia, en la ilusión efímera cuando hay un universo detrás del último paso material. Acuden continuamente sin saberlo al Mictlán, el lugar de los muertos, los inframundos. Donde su inconsciente trata de sanar, ordenar los errores. Estos son los que están en el primer peldaño de la pirámide escalonada.

La pirámide del sueño

Otros recuerdan pero no actúan durante el sueño sino que tras él, captan posibles decisiones, que serán tomadas en virtud de la interpretación del mismo. Así quedan repartidos en el mundo grandes soñadores, algunos escritores, pintores , creadores que encuentran sus musas en el sueño. Y culturas ancestrales como los Shuar del Amazonas o los Senoi de Malasia . Tribus que basan su vida en los acontecimientos que les indican los sueños. Y les ha ido muy bien, unos nunca fueron conquistados, los otros nunca tuvieron una guerra. Pueblos que aún viven aislados y sustentan el tránsito del 2D al 3D.

Los lúcidos

Mucho se habla de aquellos que consiguen controlar los impulsos de su subconsciente en el sueño. Dejan los viejos hábitos y dirigen el sueño hacia otras regiones . A los verdes prados, donde los familiares que salvaron el inframundo, nos envían consejo y consuelo. Al sur, a las dunas amarillas donde por breves instantes puedes observar acontecimientos futuros. Algunos van más allá y emprenden vuelos astrales. Toman cuerpos de nahual o chaska y visitan lugares emblemáticos. Mirarse las manos, invocar el agua o dar saltos imposibles activa su lucidez, entrenan durante el día las técnicas de la noche. Quienes logran dominar estas técnicas pueden sanar su cuerpo físico, proyectar en la materia tras ordenar en un mundo más sutil las direcciones a seguir.¿ Magia o tecnología?. ¿Ensoñación o una red de conexiones más antigua que internet que se llama Universo?

¿Qué hay más allá?

Pero poco se conoce, de los que tras nivelar sus emociones, toman otras conciencias, otros cuerpos del espacio-tiempo que le son propios, comunes u observables. Relaciones siderales, intraterrenas, viajes a otras estrellas. De pronto se ven en la piel de otro personaje, tomando decisiones conscientes sobre una vida de la que conocen todos los detalles. Regresan y recuerdan ese otro yo, que tiene ese destino distinto en otro mundo diferente o parecido. Lejano o próximo, estrellado o estrella, luciérnaga de ideas que viaja a los cielos o soles pasados. Solo aquellos que han logrado el equilibrio, obtienen este don. Quizás arreglen vidas paralelas en otros planos o sean todas simultáneas en el tiempo. Algunos genios en su tiempo mal llamados locos obtuvieron este don: Philip KDick ,  Nostradamus, antiguos profetas y el propio Moctezuma. Vilipendiados por la historia cuando eligieron el mejor futuro posible dentro de un orden superior.

El regreso de los maestros

Hubo una época hace mucho tiempo que la tierra estaba plagada de maestros del sueño, estos influyen en el sueño colectivo, compartían las técnicas de construcción de las grandes obras. El orden de la cosecha, las nuevas siembras e interceden en alianzas prósperas para el desarrollo. Quizás necesitemos nuevos guardianes del sueño que siembran paz y sosiego en la mente de ciertos políticos. Que ordenen a gobiernos cuidar la naturaleza. Y que dignifiquen la economía corrupta que nos lleva a la deriva.

Para saber más de los sueños te recomendamos este libro https://caminantedelsol.es/2012-2021-el-amanecer-del-sexto-sol/