Técnicas del Viaje Astral 1

Técnica del Globo y la Alfombra Voladora.

Túmbate en la cama, pon una almohada en tu cabeza y si lo necesitas otra debajo de las rodillas. Relaja todos los músculos del cuerpo empezando de los pies a la cabeza, toma el tiempo necesario para cada parte. Puedes si lo deseas contraer y relajar cada zona. Respira de forma pausada, centrando tu atención en cada grupo muscular. Cuando sientas que estás en un estado de calma comenzamos la técnica.

El Globo

Respira profundamente hinchando la barriga y soltando la mitad de aire que coges. Como si fueras llenando un globo. Haz así de siete a trece respiraciones, expandiendo tu estómago al inhalar y contrayéndose suavemente al exhalar. Esto te llenará de oxígeno y energía. Sigue ahora la respiración llevando el aire que tomas a los pies, luego a los gemelos, tras ellos llevarás el aire a los muslos.

Pasa ahora a inflar tus brazos, tu pecho, tu cuello, tu cara y la cabeza. Imagina que eres un gran globo. Sigues con una respiración normal y comienzas a imaginarte que entre tú y la cama hay una alfombra voladora que te separa de ella. Comienzas a percibirla en tu nuca, hombros, todo el largo y ancho de la espalda. Pasas a los glúteos, piernas, gemelos. Comienzas a sentir esa alfombra que te separa de la cama y te hace flotar. Siente como te mece suavemente hacia los lados, parece que el aire la mueve.

Centra ahora tu atención en el lugar al que quieres ir sin dejar de percibir esa alfombra voladora que te separa de tu cama, te sientes ligero, flotando. La alfombra comienza a formar ondas con cada respiración que realizas. Deja que la alfombra te lleve.

Variante

En las respiraciones puedes imaginar que el aire es luz, del color que desees. También previamente puedes decretar que un aro de luz azul o violeta proteja tu aura.

La colchoneta de agua

Tras la relajación. Comienza a sentir tu cuerpo muy pesado. Te pesan los pies, las piernas son dos lozas de cemento. El trasero se te hunde en la cama, la espalda la sientes en todo su esplendor, densa cayendo al colchón. Tu cabeza forma parte de la almohada. Cedes ante todo tu peso, tus brazos a ambos lados del cuerpo te impiden cualquier movimiento.

Entonces te das cuenta de que tu cama es una colchoneta de agua y está flotando en el mar, zozobra, tiembla ante tu peso. Tienes la sensación de que se está deshinchando y va perdiendo el aire e irremediablemente te hundes en el océano. Aceptas la situación y percibes que puedes respirar, dejas que esa sensación te embargue hasta que encima de ti ves una luz y nadas hacia ella. Ya estás en el astral.

Mundo Intraterreno

Se vinculó mi conciencia del astral, en la de un ser intraterreno o tal vez observaba libre de cuerpo como una diminuta luz. Emigraban dejando atrás su hogar, separando familias pues una invasión les amenazaba. Sumergidos dejaron a algunos elegidos a mantener la posición, guardando cultivos que son de la misma Madre y no deben ser tocados. Pues de hacerlo provocaría un desequilibrio en la energía planetaria y nos llevaría al caos. A un giro brusco mortal para todas las especies, vi allí refugios de nautilus enormes y de cangrejos araña, así estos animales han conseguido permanecer indemnes a cinco extinciones anteriores, plantas que no se conocen en la superficie y corrientes de neutrinos y antimateria.

Mundo interno

Su tecnología es superior y son muchos más de los que parecen. Su inteligencia les hace rehuir la lucha aunque la apariencia invite a pensar lo contrario. Sacrifican algunas piezas por el bien de su comunidad. Es mejor para todos la paz, la codicia trae consigo una caída mayor. Algún engaño de fuera con promesas que serán rotas ha hecho que gobiernos cedan a peticiones extrañas.

Conquistadores alienígenas

Esos que no son puros anhelan destruir esa raza, cambiar el planeta, conquistar y quedarse con el bien preciado que se encuentra en el centro. Los hermanos que llevan milenios en el interior, no han causado problemas aquí arriba ¿ por qué ahora hemos de invadir algo que es indispensable que perdure?

Prójimos

Estamos destinados a entendernos como si de buenos vecinos que miran por el bien común. Son diferentes pero bellos, también tienen distintas razas y formas pero con un objetivo común. El interior está lleno de grandes túneles que conducen a cavidades hermosas con pantanos y fuentes, plantas grandes, espigas de trigo que flotan en el agua, tienen sus animales domésticos pero libres, solo atados por lazos de amor y sintonizan con sus cuidadores con un idioma propio.

Energía

No se come carne, algunos flotan como si no llevarán peso material, otros pueden respirar bajo el agua, se mueven como si llevarán grandes aletas pero realmente manejan el flujo del agua a su antojo y fluyen. Hay un gran orificio de entrada, en una batalla previa las tropas terrestres superando en gran número al guardián de la gruta parecía que lograban su objetivo destructivo, sólo un tanque nave más, llegó a defender la posición y contuvieron el primer ataque. Esto provocó más el interés de los invasores deseosos de apropiarse de esos recursos bélicos. Ese no es el camino, el camino es la ascensión, el camino es la consciencia, el camino es el amor. Desconozco si esto es un mensaje, si es presente o futuro , todo estaba entre el azul y el amarillo brotaba por zonas . Me perdí al salir del cuerpo, fui absorbido a esa realidad, no vi mi trayecto pero si sentí su fuerza y rapidez

Métodos para entrar en el sueño lúcido

En este post voy a detallar varios métodos para entrar consciente al sueño, el más común el hipnagógico utilizado por los toltecas y otros dos métodos de la cultura celta y tibetana. Todos parten de un estado de relajación previa, si los combinamos con el despertar temprano, es decir con pausar el sueño a mitad de la noche como comentamos en el post anterior, tendremos más posibilidades de éxito.  Post anterior  https://wp.me/pavJP5-4R

Relajación

Túmbate en la cama, coloca un cojín debajo de las rodillas, cierra los ojos y relaja la cabeza. Repasa cada uno de tus órganos sensitivos, afloja la tensión en los párpados, los ojos, las orejas, la boca, relaja la mandíbula y continua hacia abajo. Relaja el cuello, el pecho, los brazos, el estómago, la espalda, las piernas, y respira de manera lenta y consciente. Presta atención a como entra y sale el aire de los pulmones, qué recorrido efectúa. Disfruta de esa sensación, no prestes atención a los pensamientos, déjalos pasar, solo existe este momento, este espacio interior. Si necesitas mayor estado de relajación pasa a llevar el aire por todo tu cuerpo, de los pies a la cabeza, con tu intención llenas tu cuerpo de oxígeno como si fueras un gran globo. Ya estás listo para emprender una de las técnicas.

El guerrero del sueño

Con tu voz interior, poniendo la atención en el corazón, repite en silencio estas frases: soy un guerrero del sueño, voy a estar lúcido y consciente en el mundo del sueño. Te estás programando. Ahora centra tu atención en tu vista interna, en el punto que hay en el entrecejo, sino tienes desarrollado el tercer ojo verás como una pantalla de tv, si estás con la pineal activa verás una luz. Centra tu atención en ellos. Observa cómo las imágenes comienzan a surgir, trata de observarlas sin juzgarlas, si emitir criterios sobre ellas, sólo míralas , contempla y déjala pasar. Las imágenes se irán convirtiendo en escenas cada vez más complejas, hasta convertirse en un escenario tras la niebla. En ese momento si te viene algún pensamiento recuerda tu intención y deja que las imágenes te arrastren al mundo del sueño, no entres de forma activa en él. Encuentra el equilibrio entre la atención y la intención. Es como si sujetara un bebé, delicadeza y firmeza a la vez. El siguiente paso es emprender una acción, puede ser un salto, mirarnos las manos o los pies, girar la vista.

Método de los druidas

Este método comienza como el anterior, con una relajación y un primer estadio de observación. Pero la programación es diferente, se elige un símbolo, puede ser una espiral, un árbol celta o otro símbolo personal que primero presentemos a la madre tierra. En el momento de acabar la relajación, visualizar este símbolo en grande encima de tu cuerpo y luego pasarlo desde tus pies hasta tu corazón, detenlo ahí, que lata con tu ritmo cardiaco. Sube el símbolo a la garganta con el pulso del latir, mantenido. Deja pasar las imágenes que ya entonces estarán pasando interiormente. Tu sigue manteniendo la visualización en el símbolo, es como si estuvieras viendo dos pantallas de forma simultánea. Cuando se forme el escenario de imágenes pasa el punto del símbolo al escenario, esto te catapultará dentro de el mismo.

El Loto y la llama

Para este método antes de entrar a dormir y de hacer la relajación es preferible encender una vela y concentrarnos durante unos minutos en la llama que esta genera. Si tienes la capacidad de convertirte en la llama, o sea mirarte desde la llama y luego volver a mirarla, darás un gran paso., es simplemente imaginación. El segundo paso es mirar en internet una flor de loto, grabar esa imagen en nuestro inconsciente. Es mejor sino usamos el móvil pues la luz azul nos dificulta el sueño, un dibujo sería fantástico. Si la tenemos en casa mejor, se puede cambiar por otra flor o planta de tu zona. En mi caso observo, toco, hablo con el árbol del drago, que tiene una geometría muy bella y milenaria.

Realiza la relajación.

En el momento en que estés relajado, visualiza en tu garganta, ocupando todo el espacio de esta, una flor de loto con sus pétalos, colores que forman un recipiente. Del centro del loto surge una llama que emite el color y el movimiento que vistes antes. Concéntrate en el interior de la llama y ve subiendo poco a poco hasta la parte superior de la misma, haciéndola más grande. Observa como la imagen de la llama en el loto se relaciona con otras imágenes que aparecen. Solo observa. En un momento dado la llama y tu consciencia se mezclan. En ese momento estás en el sueño. Puedes también tratar en un momento de convertirte en la llama como hiciste en la meditación con la vela y ahí abres el portal que te lleva al sueño lúcido.

Hay muchas más técnicas como la del conteo, los cuerpo gemelos, la de los animales,etc. Pero con estas tienes para empezar a practicar. Esto lleva tiempo, no es para que salga de primeras, si es así felicidades.

Viaje astral

Si eres lo suficientemente lúcido en el sueño puedes emprenderlo desde allí, solo con tu intención, volar y elegir un destino. Esto te llevará automáticamente al reflejo del pensamiento forma global que hay de ese lugar. Pero eso lleva tiempo de entrenamiento. Otra forma muy rápida es la siguiente. Tras el sueño lúcido, no abrir los ojos, mantener la postura y centrar la atención nuevamente en tu corazón, si late fuerte tienes suerte está generando una orden para que el cuerpo reaccione y entre en parálisis del sueño. Concentra tu atención en todo tu cuerpo físico, dándole un repaso de arriba abajo y a la inversa. Trata de encontrar signos de sensaciones, vibraciones extrañas de la imagen de tu cuerpo. Esos son los indicios de una parálisis del sueño REM.

Separación al cuerpo astral

Imagínate que tu cuerpo físico tiene un doble energético, siente como ves interiormente ese cuerpo flotando encima tuyo. Mécelo a los lados, evita todos los pensamientos de miedos, ruidos , voces, todo es un complot del ego para que no salgas de viaje. Puedes agarrar las vibraciones e intensificarlas, imaginarte que te agarras del techo a través de una cuerda onírica. O girarte bruscamente con ese otro cuerpo. Si lo consigues y te ves flotando en tu habitación:

Primera premisa no mires de cerca tu cuerpo físico, te va a atraer.

Segunda premisa sal por el techo o pared, nunca por la ventana. Si estás despierto, te frenarás sino la atravesarás, lo otro podría acabar mal.

Decide rápido que lugar quieres visitar, es preferible no molestar a otras personas salvo que haya un pacto previo. A quién no le apetece un viaje a la pirámide o a una montaña mítica. Con el tiempo podrás mantener más ese estado y manejarlo. Hay muchos métodos y variantes. También métodos para mantenerlo.

Espero que te diviertas y aprendas mucho por esos mundos astrales.

 

El sueño lúcido como camino hacia la liberación

Un sueño lúcido es aquel en el que el soñador toma consciencia de lo que acontece y toma decisiones . Ahora bien hay varias opciones y niveles de sueño lúcido.

Observo y tomo decisiones

Me dejo llevar por la historia que me platea el inconsciente y tomo decisiones dentro de ella, como luchar, hablar, callar, escapar,etc. No cambio el teatro, ni la situación, ni elijo ir a otro lugar. Digamos que sigo la escena de la película

Cojo el mando

Al tomar consciencia de que sueño, cambio la situación y elijo ir a otro lugar. Me oriento hacia alguna de las seis direcciones: arriba, abajo, este,oeste, sur , norte. Y mientras lo hago el sueño cambia de personajes y de colores, soy consciente de ello. Para guiarme debo o bien tomar como referencia mi mano derecha alzada o la punta de la nariz , de lo contrario daremos vueltas sin sentido. Esto hay que practicarlo en el despierto.

 

El este es el lugar de los maestros, suele percibirse mucha geometría. El oeste provoca resolver las situaciones en la vigilia y no en el sueño. El norte nos da pista y ayuda en la vida, están nuestros ancestros, suelen ser colores verdes y azules celestes. El sur es el futuro y si fijamos la atención en él sin trucos de artista del sueño, nos despertamos. Arriba están los cielos y los soles, muchos mundos a conocer.  Abajo los nueve inframundos, conflictos personales y familiares a resolver. Suelen ser sueños emocionales, mareas, olas, precipicios, cuevas, sueños oscuros que si resolvemos con éxito nos ayudarán en vida. Si sucumbimos queda pendiente.

Elijo

Un tercer tipo de lucidez es cuando al tomar el control elijo directamente el lugar al que ir, o la persona que visitar. Este tipo de elección está en la frontera entre el sueño lúcido y el viaje astral. Si hay recorrido, vuelo, carrera a gran velocidad con la sensación de movimiento, despegue, voy a entrar en el una fase de desplazamiento astral. Mientras que si hay inmediatez en el cambio de escenario sigo en un sueño lúcido.

Técnicas más avanzadas

Ya con lucidez y en un escenario escogido puedo invocar a mis animales de poder, pedir sanaciones, información, codificaciones o incluso desprogramar algo que me limita en mi vida. Puedo con equilibrio y tiempo de trabajo ir más allá a dónde están los hilos del sueño colectivo, una red neuronal que parece una gran tela de araña y poner una petición, un mensaje que llegue al colectivo humano. Por ejemplo: no existe la culpa solo la responsabilidad.

Métodos para lograr el sueño lúcido

Para lograr dominar el sueño lúcido es necesario programarse durante la vigilia. Existen varios métodos , personalmente me funcionan los que tienen que ver con mis actividades diarias más que dedicarle un momento exclusivo a entrenarlos. 

Pruebas de realidad

Por ejemplo si conduces o tomas un transporte, cada vez que atraviesas una puerta, hazte la pregunta: ¿estoy soñando?. Es normal que en el sueño llevemos algún vehículo raro, distorsionado y esto nos dará pie a detectarlo, también atravesamos escenarios sin puertas, están unidos o continuos y es una buena pista a tener en cuenta.

Cada vez que te sientes o te levantes , mírate las manos, comprueba tus anillos. O miras tus pies. En el sueño serán diferentes, los anillos si aparecen brillarán con geometría y los pies se deforman. Mira también la punta de tu nariz, es como el timón en el sueño para tomar direcciones.

Hay muchas más: saltar, dejarse caer en la cama , mover un objeto muy pesado, tirar de la ropa como desvarando, etc.

Siembra

Quiero tener un sueño específico. Por ejemplo quiero ver a un familiar desencarnado y pedirle consejo. O traer la abundancia a mi vida.

Realizo antes de dormir una meditación breve, respiro profundamente y visualizo la situación en la que dentro del sueño me dirijo al lugar elegido norte para visitar a los ancestros o este para invocar al nahual de la abundancia, en este caso el cocodrilo. Como arquetipo sería cipactli. Esa visualización que tengo en la mente, la bajo por todo mi cuerpo dándole fuerza con mi respiración y la envio a través de mis pies a la Madre Tierra. Estaría así sembrada. Esto me va a dar más fuerza para centrarme en mi objetivo, una vez esté lúcido en el sueño. Trato de sostener la vigilia con respiraciones, ya en la cama, recordando que voy a estar lúcido en el sueño. Los grandes maestros entran despiertos al sueño, en un estado de samadhi, o se activan en cuanto entran.

En próximos post daremos más técnicas para el sueño, sanar a través del sueño y también cómo enlazar un sueño con un viaje astral.

Si quieres entrar con más fuerza al sueño, te aconsejo este post

https://caminantedelsol.es/el-sungazing-y-el-chac-mool-dos-formas-de-recuperar-energia/

 

Más allá de los sueños lúcidos

Tanto para los maestros de la antigua civilización egipcia como para los mayas, el que no recuerda sus sueños es un muerto  en vida. Un ser que es zarandeado por los azares del destino y que no ordena su vida tras la muerte. Está centrado en el devenir de la vigilia, en la ilusión efímera cuando hay un universo detrás del último paso material. Acuden continuamente sin saberlo al Mictlán, el lugar de los muertos, los inframundos. Donde su inconsciente trata de sanar, ordenar los errores. Estos son los que están en el primer peldaño de la pirámide escalonada.

La pirámide del sueño

Otros recuerdan pero no actúan durante el sueño sino que tras él, captan posibles decisiones, que serán tomadas en virtud de la interpretación del mismo. Así quedan repartidos en el mundo grandes soñadores, algunos escritores, pintores , creadores que encuentran sus musas en el sueño. Y culturas ancestrales como los Shuar del Amazonas o los Senoi de Malasia . Tribus que basan su vida en los acontecimientos que les indican los sueños. Y les ha ido muy bien, unos nunca fueron conquistados, los otros nunca tuvieron una guerra. Pueblos que aún viven aislados y sustentan el tránsito del 2D al 3D.

Los lúcidos

Mucho se habla de aquellos que consiguen controlar los impulsos de su subconsciente en el sueño. Dejan los viejos hábitos y dirigen el sueño hacia otras regiones . A los verdes prados, donde los familiares que salvaron el inframundo, nos envían consejo y consuelo. Al sur, a las dunas amarillas donde por breves instantes puedes observar acontecimientos futuros. Algunos van más allá y emprenden vuelos astrales. Toman cuerpos de nahual o chaska y visitan lugares emblemáticos. Mirarse las manos, invocar el agua o dar saltos imposibles activa su lucidez, entrenan durante el día las técnicas de la noche. Quienes logran dominar estas técnicas pueden sanar su cuerpo físico, proyectar en la materia tras ordenar en un mundo más sutil las direcciones a seguir.¿ Magia o tecnología?. ¿Ensoñación o una red de conexiones más antigua que internet que se llama Universo?

¿Qué hay más allá?

Pero poco se conoce, de los que tras nivelar sus emociones, toman otras conciencias, otros cuerpos del espacio-tiempo que le son propios, comunes u observables. Relaciones siderales, intraterrenas, viajes a otras estrellas. De pronto se ven en la piel de otro personaje, tomando decisiones conscientes sobre una vida de la que conocen todos los detalles. Regresan y recuerdan ese otro yo, que tiene ese destino distinto en otro mundo diferente o parecido. Lejano o próximo, estrellado o estrella, luciérnaga de ideas que viaja a los cielos o soles pasados. Solo aquellos que han logrado el equilibrio, obtienen este don. Quizás arreglen vidas paralelas en otros planos o sean todas simultáneas en el tiempo. Algunos genios en su tiempo mal llamados locos obtuvieron este don: Philip KDick ,  Nostradamus, antiguos profetas y el propio Moctezuma. Vilipendiados por la historia cuando eligieron el mejor futuro posible dentro de un orden superior.

El regreso de los maestros

Hubo una época hace mucho tiempo que la tierra estaba plagada de maestros del sueño, estos influyen en el sueño colectivo, compartían las técnicas de construcción de las grandes obras. El orden de la cosecha, las nuevas siembras e interceden en alianzas prósperas para el desarrollo. Quizás necesitemos nuevos guardianes del sueño que siembran paz y sosiego en la mente de ciertos políticos. Que ordenen a gobiernos cuidar la naturaleza. Y que dignifiquen la economía corrupta que nos lleva a la deriva.

Para saber más de los sueños te recomendamos este libro https://caminantedelsol.es/2012-2021-el-amanecer-del-sexto-sol/

 

Emily

Emily era una hermosa niña de 12 años, su cabello dorado se ensortijaba cual retamas de hiedra en su cabeza. Escondía así sus tristes y celestiales ojos verdes. Nostálgicos por momentos cuando recordaba el fallecimiento de sus padres. Y sin embargo se mostraban decididos para sacar adelante su casa y a su pequeño hermano John, de tan solo 5 años.

No tuvo tiempo de llorarlos, su anciana abuela que yacía en la cama enferma, le instó en aquellos trágicos días a continuar con la labor de su madre. Recoger frutos, semillas y elixires de las flores, en el bosque. Luego con las comandas de la abuela preparaba: ungüentos, jarabes y remedios para que Emily los canjeara en el mercado de la ciudad por alimentos y enseres.

Sus únicos momentos de paz, los pasaba en el bosque, cuando observaba el comportamiento de las aves o insectos para seguir sus rastros hacia las flores más preciadas. En su casa no descansaba, tenía que enseñar a su hermano además de a limpiar, a reparar y a recoger. Pasó así tres años de su vida y en las últimas fechas sumó a ello, el cuidado de su abuela que ahora  sepultaba en aquel hoyo. Sin funeral, ni familiares a los que llamar. Ocultó así, el suceso a las autoridades, para seguir estando de esta forma junto a su hermano. Nadie los separaría. Era su única familia, su único amor, él y los pájaros del bosque. A los que pedía, en aquel desolador momento ayuda, con silbos y llantos apagados.

Allí en un claro del bosque, de rodillas y abatida, sollozaba. Buscando fuerzas para realizar bien las tareas. Rezaba para dentro, miraba hacia arriba y rascaba la tierra  con sus uñas descuidadas. Entonces escuchó una dulce voz que le instaba a seguirla. Era un merlín cantor, un pájaro colorido que emitía bellos sonidos, inaudibles para el humano. Pero por alguna extraña razón, conectó con él y comenzó a seguir sus instrucciones.

El pájaro la llevó a una cueva, Emily se deslizó por ella, gateó por un estrecho túnel siguiendo la voz. Este parecía no acabarse, se volvía cada vez más estrecho y oscuro. Pero decidida, sin miedo y sin nada que perder, continuó. Gateó y gateó con más fuerza cuando atisbó al fondo una pequeña luz. Encontró entonces una gran bóveda celestial, llena de flores mágicas y de otros pequeños seres que eran como ángeles para ella.

Aquellos seres del bosque enseñaron a Emily todos los secretos de las plantas, cómo sanar, ungüentos crecepelos, fórmulas fortalecedoras para los débiles y quitamiedos para los niños. Entre otras muchas más.

La curandera

Cada mañana acudía allí desde muy temprano a elaborar sus milagrosas pócimas y recibir nuevas enseñanzas. Luego antes del mediodía, recorría las calles del pueblo y vendía sus elixires. Éstos ya no llegaban al mercado.

La fama de sus milagrosos remedios era cada día mayor y la gente se aglutina en la entrada del pueblo a esperarla.

Así pasaron los años y ya con la mayoría de edad, Emily desveló la muerte de su abuela sin temor a que la separaran de su hermano. Ya no escondía su belleza y sus ojos resplandecían de amor. Un amor que había llevado siempre dentro. Y que gracias a la ayuda de los seres del bosque, había encontrado el camino interno que abre el corazón. Y transmitía ese amor en sus remedios y en su mirar. También entendió el proceso de la vida y la muerte. Entendía que todo era parte de un aprendizaje y que había que agarrarse a la vida disfrutando cada momento. Sintiendo las penas y las ausencias pero dejándolas partir. Sentía el amor en cada flor, en cada rayo de luz, en cada mirada e incluso en la oscuridad de la noche.

Anxón el guardián de La Tierra

Anxón era un niño guanche, perdido en la historia, vivía en los montes de Candelaria.

No pasaban por él los años, seguía joven y guardaba ese espíritu risueño y creativo. Observaba en la lejanía de la montaña, a los nuevos ocupantes del valle. Se encontraba feliz en su mundo, jugando con las flores, los árboles y pájaros cantores. Era el último guardián del bosque, tenía en su poder la semilla de la vida. Un objeto tan antiguo como el mundo, transforma en amor y vida a las aguas que tocaba. Dando la inmortalidad y la capacidad de la invisibilidad a su portador. Su misión era mantenerla a salvo.

 

La semilla de la vida

Esperando el momento en que los humanos estuvieran preparados para recibir tan bella bendición. Anxón se mezclaba entre la gente, observando sus comportamientos, sus palabras y pensamientos. Pero no se dejaba ver, ni establecía comunicación directa. Pues hace ya 70 años unos hombres vestidos como soldados, con un símbolo de poder que le era familiar, trataron de engañarle y apoderarse de su semilla.  El con su habilidad, su onda y la magia que llevaba dentro pudo con ellos, pero desconocía que junto a los soldados venían tres brujos poderosos, salió malherido de aquel combate y se escondió en las cuevas secretas que llevan a los mundos interiores. En el Barranco de Badajoz, movió la palanca que solo con una magia pura abre la puerta a la ciudad de los antiguos y allí sanó.

Los Tres Brujos

Los brujos interrogaron con sus artes a los que eran sus amigos, torturaron y destrozaron el bosque hasta finalmente dar con la entrada. Perdieron años tratando de entrar en las cuevas pero su magia oscura no tenía poder allí. Y marcharon. Anxón cuando volvió a la superficie se quedó desolado, ya no tenía amigos humanos, ya su leyenda se había esfumado como una ligera brisa de mar. Buscó entonces refugio en su primer poblado donde esperar el momento propicio para volver a presentarse.

Años difíciles

El mundo pasó años duros y las esperanzas de Anxón se desvanecían, un tirano gobernó durante 40 años o más. Se talaban árboles, se provocaban incendios y humos nauseabundos salían de tubos diabólicos. Los vehículos que llevaban a los hombres también contaminaban por sus pequeños tubos ruidosos. No pintaba bien la cosa.

Pero todo cambió, retornó la paz, la gente volvió a apreciar la naturaleza, algunos miraban hacia dentro de ellos mismos. Hasta los coches parecían emitir menos gases aunque eran más cada día. Así que decidió mezclarse otra vez y un día decidió volver al centro de la Tierra para recuperar su semilla. La había guardado en el lugar más seguro que existe, en el mismo centro del núcleo. Era un viaje largo de ida y vuelta. Que solo se puede hacer por portales que se abren en determinadas fechas.

Vuelta a casa

Al regresar, tras cinco años de viaje, se llevó una terrible decepción. Ahora un enemigo nuevo ahogaba la percepción de los hombres.

Estos llevaban voluntariamente a su carcelero, incluso los niños ya no jugaban entre ellos. Todos eran presos que no disfrutaban de la brisa fresca, del aroma de las plantas, de los dibujos de las nubes. No levantaban la cabeza para observar el espectáculo de las estrellas o bendecir a Ben Magec al Este en la mañana. Como hacían los antiguar para saludar y alimentarse del padre Sol.

Estaban derrotados, habían sucumbido a un terrible hechizo de magia negra. Pues parecía que sus cadenas eran voluntarias, lanzó su magia y rebotaba en los artilugios que llevaban en las manos. Estos emitían sonidos, palabras, los presos hablaban a través de ellos.  Los miraban fijamente y a veces los guardaban dentro de sus ropas como si explotaran en caso de separarse unos metros de ellos. Bloqueaban el ritmo normal del corazón con unas ondas que emitían en unas frecuencias dañinas. Su magia de sanación partía del corazón y del poder interior de cada ser, despertaba esos caminos y ese conjuro dañino le impedía tal paso.

Hasta pudo observar que los amantes dejaban las miradas pecaminosas y cómplices de amor o incluso lujuria por mirar dibujos en aquellos rectángulos mágicos carceleros de almas. Eran sin duda artefactos de un poder oscuro.

En busca del Brujo

¿Cómo era posible? ¿Qué gran brujo oscuro había lanzado hechizo tan poderoso y maléfico?

Tenía que dar con el brujo y derrotarlo. Así que cargó su bolsa de plantas, flores y conjuros mágicos. Pidió bendición a las hadas y duendes para emprender un nuevo camino. Esta vez no huiría, ni perdería años en un nuevo viaje para pedir ayuda a los maestros del centro de La Tierra. Afrontaría su destino de guardián. Se adentrará en las ciudades para destruir al brujo demoníaco que encarcela los corazones.

Anxón se vistió con sus mejores galas. De colosal estatura para ser un niño milenario, lucía robusto, su cabeza venerable estaba adornada por cabellos trigueños ondulados de mágicas puntas. Su frente una vez despejada, dejaba entrever el espacio del tercer ojo dorado y bajo sus arqueadas cejas aparecían sus almendrados ojos verdes. El conjunto de su mirada transmitía una energía bondadosa y apacible, de audacia y tristeza por el pesar de dejar momentáneamente a sus compañeros del bosque, otra vez.

Cargó también su báculo donde estaba injertada la semilla divina. Y llamó con esta a un gran águila. Se subió encima de ella, sobrevoló la carretera que llevaba a la ciudad pegado a la costa. Pudo observar que hasta en los pequeños pueblos, los hombres llevaban el diabólico aparatejo candado en las manos, algunos hasta dentro de sus coches continuaban atrapados por él.

Anxón activa su tercer ojo

Fijó su vista interna entonces en las auras de los hombres. No se sorprendió al ver como el aparato destruía también la conexión con los vehículos superiores. Cortes en el campo bio magnético que los protegía permitían la entrada de seres del bajo astral que se alimentaban de emociones negativas.

La culpabilidad, la ira, rabia y frustración eran sus preferidas. Mientras que huían del creativo, animosos, desafiante, alegre y soñador. Fue en ese momento en el que se dio cuenta. Para esta gran campaña contra fenomenal adversario, sería mejor proveerse de su propio ejército de colaboradores.

El mundo había cambiado, desconocía los ritos, costumbres y formas de trato de la ciudad. Por si fuera poco el maleficio parecía un virus que se había extendido por todas partes, necesitaba aliados.

Así que buscó seres que fuesen capaces de dejar a un lado, a los artilugios malditos. Personas que miraran a los ojos, que tuvieran la cabeza erguida para mirar al cielo.

Su búsqueda comenzó en la ciudad y en la lejanía, en la terraza de un gran edificio observó un aura magnífica, llena de vida y alegría. Era un muchacho distinto, llevaba el pelo rizado y largo, algo descuidado pero con carácter, su cabeza permanecía ladeada, ocultando una sonrisa. Su brazo izquierdo se retorcía encogido. Sujetando una especie de panel blanco. En el derecho más suelto y musculado blandía con destreza un pincel, hacía trazos perfectos y curvos de las figuras que simulaban las nubes. Daba efectos a su pintura donde se podía apreciar el viento. Copiaba el  paisaje de las imágenes de su corazón pues en él solo había árboles, olas y flores que recogían amantes enamorados del amor y de la tierra.

Las apariencias engañan

Anxón ya a su lado presenció cómo estaba el muchacho sujeto a un artilugio con ruedas. Este artilugio le permitía moverse. Las piernas del muchacho eran escuálidas, raquíticas y carentes de fuerza. Sin Embargo tenía una fuerte conexión a la tierra. Su chakra base funcionaba a la perfección y el corona conectaba con el cielo. Aquel ser rebosante de bondad hacía un trabajo maravilloso en la sombra, líneas de energía discurrían por su ser y traían intercambios de códices amorosos del sol y la luna a la Tierra.

Tocó todavía sin revelarse el hombro del muchacho y se comunicó primero con su alma, esta le dijo que fue su elección estar así para realizar su tarea. Sostenía líneas de energías entre puntos neurálgicos del planeta en la isla bendita. Y aunque su mente humana funcionaba a destiempo debido a la carga de trabajo, podía percibir todo y su mano derecha que en otra vida fuera de gran pintor, seguía ágil y dócil a su corazón. Le contó a Anxón que últimamente algo dificultaba su trabajo y le dio permiso para abrirse a su presencia.

Anxón dejó ver su figura, a lo que Emilio respondió con una sonrisa juguetona y cándida. Le contó lo que le sucedía a la gente, su misión como guardián y que ahora en el momento de elevar la consciencia, su semilla no llegaba a penetrar en los corazones de todos los hombres. Emilio instó a Anxón a buscar una posible conexión entre la señal de ese maleficio y las interferencias que sufrían los campos biomagnéticos que él cuidaba. Era una buena pista.

El camino de migas de pan

Anxón voló de nuevo siguiendo el rastro energético de la señal que emitía Emilio, ascendió a mil  setecientos metros de altura. La isla se iba haciendo cada vez más pequeña, casi podía verla en su totalidad, ahí divisaba correctamente la malla de energía que iba de montaña a montaña. De roque a pico, de los barrancos hacia el mar. Y como otras salían de las cuevas que se unían en las profundidades de los tubos volcánicos. Entonces se dio cuenta de que en algunas montañas y barrancos había interferencias, picos de frecuencia diferentes que obstaculizaban el paso de la energía de amor. Fue hasta uno de esos lugares y siguió la otra señal, la que descontrolaba el sistema. Salía de unas torretas metálicas que acababan en un gigantesco tambor, algo deformado.

Ese tambor emitía una magia vibratoria que se dirigía a las ciudades y se parecía mucho a la tenían los artilugios negros que portaban las personas. Había dado con el sistema que empleaba el brujo oscuro para propagar el maleficio. Pero también pudo ver que eran cientos de tambores los que distribuían la señal y esto no iba a ser tan fácil como destruir uno o dos. Si bien lo podía hacer, en lo que se iba a por los demás, el brujo podría enviar a alguien a remplazarlo y el se arriesgaba a ser descubierto y atacado. Si además tenía que defenderse no podría hacer su labor.

Completando su ejército

El niño no se vino abajo siguió sobrevolando la ciudad, en los colegios de los niños más pequeños observó que no había llegado la magia negra, los niños podrían ser grandes aliados para emitir una señal fuerte con su semilla. Pero antes debía inutilizar la magia carcelera.

A lo lejos rayos de energía violeta tintineaban, voló hacia la señal y se dirigió a una plaza donde varios pintores dibujaban paisajes. Los artistas no estaban muy hechizados, podrían ser buenos colaboradores pero era muy arriesgado mostrarse. A lo lejos contemplando las pinturas y los árboles, una señora mayor recitaba versos de poetas antiguos y suyos propios. Era la emisora de aquella luz poderosa, estaba llena de amor, llevaba a su lado uno de los aparatos pero por su fuerza o la piedra negra que tenía insertada, el aparato no le afectaba.

La mujer le recordaba a su abuela, que emprendió hace cientos de años el gran viaje. Esto le produjo sentimientos contrapuestos de ternura y añoranza. Como con Emilio primero hizo un acercamiento de ser a ser. Luego se dejó ver y entabló conversación con Marga, la abuela. Después de contarle sus andanzas y lo necesario de su misión, le consultó a la señora por el lugar donde se ocultaba el brujo para encontrarlo y acabar con él.  Marga muy apasionada le habló.

–Si bien estoy de acuerdo contigo Anxón y siento que tu intervención con la semilla es muy necesaria. No es un brujo el que lanzó este hechizo. Es voluntaria la dependencia de los humanos. La tecnología que inventaron para facilitar la vida y la comunicación, ha hecho presa en el sistema siendo mal usada como método de presión. Obliga, acentúa el estrés, las prisas, los malos entendidos y se convierte en un vicio, en necesidad continua. En provocadora de accidentes y enfermedades–explicó Marga enseñándole el móvil.

La estrategia

–¿Y qué podemos hacer? ¿Cómo podemos desconectar todos esos aparatos a la vez, o todas las señales?–preguntó Anxón

–Habría que desconectar la fuente de alimentación que la sostiene, aunque eso dificultaría otros aparatos que ayudan a las personas, la luz, los hospitales. No sería bueno, tendrías que desconectar solo la de los aparatos– contestó Marga.

–¡Tiene que haber alguna forma!

–¿Y si usaras su frecuencia para enviar tu señal?

Anxón se quedó meditando, para realizar tan gran tarea necesitaría la ayuda de muchos seres que impulsen su energía para que la semilla emitiera la señal durante un buen rato en esa frecuencia, eso sería valerse de la red enemiga para un buen fin.

–¡Es una gran idea!, gritó Anxón.

Mañana por la noche es luna llena, la energía será más fuerte, necesito que movilices a todas las abuelas para que pongan un rezo y una vela mañana a las 20 horas, deseando que la consciencia humana ascienda y que la semilla del amor de la Tierra llegue a todos los hombres. Yo por mi parte movilizaré a todos los niños de la ciudad.

El ataque final

Anxón reclutó a los pintores, a los niños, a los peques de las guarderías y avisó a Emilio para que pidiera ayuda al cielo y a la Madre Tierra. Así cuando salió la luna desde la montaña más alta Anxón emitió su señal apuntando a los repetidores de los móviles. La semilla recibía energía de muchos puntos, hilos invisibles recargaban su poder y sostenía su señal. La misma llegó a todos los aparatos de la ciudad e incluso más allá. Los afortunados que recibían la señal observaban primero extrañados su móvil, de un llamado nuevo. Cuando lo cogían una vibración  esponjosa subía por su cuerpo, refrescando su alma, aumentando su consciencia. Incluso a los que estaban en ese momento alejados de los aparatos sentían un pitido en los oídos.

A partir de ese día la gente en aquella ciudad se detenía más a mirar a los otros, dejaba por momentos apagados sus aparatos móviles, contemplaba la belleza del paisaje, la sonrisa de los niños y el trinar de los pájaros. Sonreían y se sentían mejor.

Dado el éxito del experimento, Anxón a partir de ese día recorre todas las ciudades del mundo, lanzando los días de luna llena su señal. Así que si quieres ayudarlo los días de luna llena. Pide al Universo que la semilla del amor eleve la consciencia humana, para que así todos seamos mejores seres y cuidemos La Tierra.

Si quieres leer más cuentos sigue este enlace https://wp.me/pavJP5-3E

 

Rito para el Solsticio de invierno

Carga de energía

Cargarnos de energía, de presencia y de dicha es una gran forma de disfrutar del solsticio. Llega la noche más larga y el día más corto del año. El 21 de diciembre de 2018, según el Calendario Gregoriano. Además el solsticio este año llega con la luna a un día de su plenitud y con una alineación planetaria.

Muchas culturas lo acogen según sus creencias y tradiciones con similitudes y diferencias. Os invitamos a realizar esta ceremonia conjuntando los nexos de unión de muchas de ellas.

Empezaremos por preparar un altar, o usar el árbol de navidad si lo tenemos orientado al norte. Para este ritual es conveniente orientarse, conocer las direcciones. Sino lo tenemos claro, baja una app. Podemos realizar la práctica sentados o de pie, incluso si la persona lo necesita acostados. Solos, en pareja o grupo. Si es en grupo, alinearse formando alguna figura geométrica. Usar un mantel, tela o alfombra para delimitar el espacio viene de maravilla. También podemos colocar nuestros minerales, piedras, cuarzos, formando un círculo en el centro o alrededor, como sintáis.

Encender una vela, tener una pizca de tierra y un vaso o cuenco con agua. Depositarlos en el centro o en el altar.

El proceso

Entrada la noche, tomarnos un momento de calma,  de sentir la respiración , de mirar a los ojos. De silencio y ser conscientes del aquí y el ahora. Para luego comenzar, con ese estado de quietud ,a usar el corazón y la palabra. Dejar que las palabras fluyan desde el sentir.

Comenzamos saludando al Corazón del Universo, al Sol central, al Gran Espíritu, mirando hacia arriba en todas las direcciones.  Saludamos al corazón de la  Madre Tierra mirando hacia abajo en todas las direcciones. Pachamama, Tonantzín, Ashera según las distintas culturas. O según tu creencia lo que estimes oportuno y mirando a donde sientas. Saludando a nuestro propio corazón que nos guía. Saludando el corazón de nuestros ancestros ya que sin ellos no estábamos aquí. Saludando el corazón de los que nos guían y ayudan, allá donde estén. Sintamos según nuestra creencias a guías, ángeles o a los Chaska Cuna. Todo esa información está dentro, dejemos que salga de las entrañas de nuestro ser.

Los abuelos

Invitamos a los guardianes de las 4 direcciones, al Este al abuelo fuego, el lugar por donde llega el sol de la mañana, el calor que nos alimenta y nutre.

Señalando y respirando al sur, saludamos al abuelo aire, el que entrega las semillas, limpia y esparce, nos llena de vida a través de la respiración que nos comunica con él.

Al oeste a la abuela agua, la que lleva la vida, los códices, la que nos refresca y nos sana.

Al norte a la Halpa Mama, a la tierra materia, orgánica, la que nos permite pisar, sembrar, recoger los frutos y que contemplamos con amor.

Agradecemos la presencia de todos esos seres de amor y procedemos a meditar llenando nuestros cuerpos de energía.

Meditación

Realizamos 13 respiraciones profundas reteniendo el aire en el estómago y expirando despacio. Sintiendo como en cada una de ellas , nuestros cuerpos se cargan de fuerza. Las 5 primeras para nuestro cuerpo físico. Por partes de abajo arriba. Visualizando que nos entra luz. Las 4 siguientes para nuestro cuerpo sutil, visualizando una esfera azul. Las 4 finales para nuestro merkaba, vehículo superior, o espíritu según tu creencia envía ahí la energía y conexión. Ponle el color que te llegue. Y siente toda esa fuerza.

Pide entonces que entre el espíritu santo o el espíritu de la navidad, como siempre lo que sientas.

Siente todo el proceso, las yemas de tus dedos se recargan de energía, las plantas de los pies, tus órganos, tu corazón late con fuerza a un ritmo, escúchalo. Deja pasar las imágenes que te vengan, no te detengas en ninguna, disfruta de tu ser, de tu presencia

Proyectamos

En este momento , con toda esa energía y paz, es el momento propicio para enviar un mensaje presente. Siento que mi vida es en este momento, como yo quiero que sea, este encontrando un nuevo amor, trabajo, proyecto. Míralo como algo real y permanente. Siente cómo lo disfrutas, como fluye , como el engranaje hace que llegue ese momento perfecto. Dale una forma de energía justo enfrente tuya , a la altura del corazón, pon tu fe, tu fuerza en él. Y ahora envíalo hacia arriba al corazón del Universo, con la petición de que se refuerce esa experiencia siempre sin dañar, molestar a otros y en equilibrio con la vida.

Agradecemos

Agradecemos la experiencia, la presencia de todos los seres, de sus corazones y los despedimos con gratitud. Al Padre, a la madre, a los cuatro abuelos, a las cuatro direcciones y a nosotros mismos por permitirnos disfrutar de este instante presente.

Con este proceso nuestro hogar o negocio se purifica también, son momentos que nos unen, en el que los más pequeños entienden el significado profundo del rito. Llevan esa información más cercana que los mayores, hacerlos partícipes ya sea observando o dentro del proceso es recomendado.

Los que puedan hacerlo en la naturaleza, o un fueguito en casa ya sea la chimenea o otro utensilio, refuerza la atención plena. Gran solsticio para todos.

Otras meditaciones https://wp.me/pavJP5-34

2012-2021: El Amanecer del Sexto Sol

El autor Sergio Magaña desmitifica los calendarios tolteco-mexica. Nos ofrece una visión esperanzadora. Con las técnicas y procesos de los ancestros que son ahora reveladas, nos invita al trabajo espiritual. Indicándonos el camino a seguir para llevar una transformación interna maravillosa. El trabajo de la sombra se combina con el de las máscaras y cuencos de agua. Buscando sacar a la luz el subconsciente.

Pirámides y Nahuales

¿Qué significado secreto  y qué prácticas se desarrollaban en las pirámides escalonadas? Las enseñanzas de los antiguos nahuales nos envuelven.  El autor Sergio Magaña empasta estos métodos con una maquinaria diseñada hace milenios. Combina estas prácticas con las que vienen desarrollándose hace años en oriente.

Cómo influye la matemática sagrada, los elementos naturales y las cuatro direcciones en el rito ancestral.  Esto nos sumergen de lleno en un trabajo chamánico. Un libro para trabajar con calma, consultarlo casi a diario más que leerlo de una sola tacada. Muchos lo comparan con Castañeda por el trabajo con los sueños, pero en este caso aunque hay testimonios personales, es un trabajo más científico que novelístico, sin  drama, miedos y con un enfoque claro. El camino.

Podemos encontrar en la web algunas técnicas que enlazan con el trabajo que el autor Sergio Magaña propone: https://wp.me/pavJP5-1x

Video de prácticas ancestrales toltecas https://www.youtube.com/watch?v=4jHQYAqD1Do

https://www.youtube.com/watch?v=rICuw-ewSoU

El Génesis Descifrado: Fabre d`Olivet

El autor que vivió entre 1767 y 1824 fue un gran filólogo, estudió todas las lenguas de Europa. Además hizo estudios importantísimos sobre el griego, el caldeo , el sirio y el chino, comparándolos con el hebreo y el samaritano. Escogió el hebreo, de entre el chino y el sánscrito, y profundizó en él, llegando a la conclusión de que este idioma, estaba formado en sus orígenes por concepciones intelectuales, metafóricas y universales. Mostró cómo y en que época se perdió . Y restableció la lengua en sus principios originales. Con esa base de estudio hizo una traducción de los diez primeros capítulos del Génesis que nos mueve dentro sensaciones antes no percibidas. Conectamos con las poderosas frases que muestra el autor con esta versión diferente a la cotidiana. Principios, fuerzas creadoras, EL-Los Dioses, fórmulas, formas y el significado detrás de los nombres de los personajes, le dan un sentido que nos abre a otra percepción.